No hay pisos de alquiler ¿Existe mucha demanda y muy poca oferta?

En estos momento encontrar pisos de alquiler se ha convertido en una auténtica odisea, y es que ser inquilino no es fácil. Vamos a estudiar en particular la oferta y demanda de la comarca.

Tipos de inquilinos

Existen muchos tipos de inquilinos, los que son por convicción, por obligación o por trabajo. Lo que tienen todos en común es que necesitan una vivienda para vivir.

Debido a la situación económica que nos encontramos, para muchos es muy difícil comprar un inmueble, porque los sueldos no se corresponden con la subida generalizada de precios que sufrimos y esto provoca que para mucha gente sea imposible ahorrar para dar la entrada, estos son los inquilinos por obligación.

Por otro lado encontramos a los inquilinos por convicción, estos son personas que eligen estar siempre de alquiler con el fin de no anclarse a un sitio. Y por último los inquilinos por trabajo, estas personas suelen ocupar los pisos de alquiler por un tiempo finito, suelen tener también una casa en propiedad en su lugar de origen.

Tipos de pisos de alquiler

Ya tenemos identificados a los posibles inquilinos, ahora vamos a identificar los inmuebles más demandados y analizaremos su rentabilidad:

  • Pisos de tres dormitorios seminuevos: Suelen ser demandados por familias o parejas. El precio de alquiler de este tipo de pisos es de 400 o 450 euros. La demanda de este tipo de inmuebles suele ser baja, ya que muchas familias optan por la compra. La mayoría de demandantes de este producto son parejas que están iniciando su vida laboral y más tarde comprarán. La media de compra de este tipo de pisos es de 90.000 y 110.000 euros, por lo que la media de rentabilidad es del 5 y el 6 %
  • Pisos de tres dormitorios calidad media: Esta opción es la opción más demandada, sobre todo trabajadores temporales, gente que por motivos laborales tienen que desplazarse y lo que quieren es minimizar costes compartiendo pisos. En muchos casos las empresas pagan el precio del alquiler. Dependiendo de la duración podemos encontrar un precio u otro. La media de renta se encuentra en torno a los 400 euros, pero en el caso de que sea por 2 o 3 meses (campañas de verano) el precio puede incrementarse hasta los 550 euros. Este tipo de inmuebles tiene bastante rentabilidad. Y desde hace tres años son los inmuebles preferidos por muchos inversores. Ya que comprar un inmueble de este estilo puede suponer unos 70.000 euros de media y la rentabilidad aportada puede estar entre el 7 y el 8%.
  • Pisos de uno y dos dormitorios: Este tipo de inmueble es demandada por personas jóvenes que se quieren independizar y aun no llevan cargas familiares, también son inmuebles muy demandados por personas que son trasladadas por motivos laborales pero que no desean compartir piso. Suelen ser inmueble coquetos, de buena calidad y aunque por lo general tienen menos rentabilidad con los anteriores, es una inversión muy segura, y que por norma son personas que no dan ningún problema.
    La media de compra de estos inmuebles es de 75.000 euros y el precio de alquiler oscila entorno los 300 y 350 euros. La rentabilidad media es del 4.5 y el 5.5 %.

¿Por qué no hay pisos de alquiler?

Ya hemos hecho un resumen de como está el mercado y ahora vamos a analizar el por qué.

Por un lado, como hemos comentado, gran culpa de que exista tanta demanda de alquiler son los salarios bajos que no permiten a una gran mayoría de la población a acceder a la compra de una vivienda. Por otro lado, encontramos el perfil de la familia monoparental, muchas veces provocado por un divorcio. Estas personas que antes ocupaban una vivienda, han pasado a dividirse en dos núcleos familiares, en muchos casos un miembro tiene que buscar vivienda en alquiler. Por si fuera poco, además en la época que nos encontramos existe mucha más movilidad geográfica en el ámbito laboral, lo que añade su incremento a esta demanda.

Ahora vamos con la oferta, el sector de la construcción ha estado muy parado en esta zona, en los últimos años se ha reactivado pero no en todas las zonas ni al mismo ritmo. Dónde más se ha construido ha sido en capitales de provincias y en ciudades de un tamaño medio. Sin embargo hay ciudades como por ejemplo Manzanares, en las que no se ha construido nada, salvo casas de autopromoción privada y esto ha provocado a su vez que no se adquieran inmuebles destinados para la inversión.

Una vez sintetizado el misterio de los pisos de alquiler, sacamos como conclusión que invertir en inmuebles para destinarlo a alquiler es una de las mejores inversiones que existen ahora mismo, aportan gran rentabilidad y es un activo que no se prevé que pierda valor a largo plazo, al contrario, con la crisis de materiales que estamos sufriendo ahora mismo, los expertos vaticinas en un corto-medio plazo los inmuebles subirán de precio y que la demanda de alquiler creciendo exponencialmente.

En ALM Inmobiliaria te asesoramos para que realices una inversión con sentido común y que obtengas la mejor rentabilidad, con la posibilidad de que te tramitamos desde la venta del inmueble hasta la gestión con el inquilino, sin que tú tengas que preocuparte de nada.

Puedes contactar con nosotros a través de nuestra pagina de contacto, estaremos encantados de ayudarte.

Pin It on Pinterest

Share This
Llama ahora