En muchas ocasiones nos podemos encontrar con que una propiedad tiene un usufructo. Lo más común es que no tengas ni idea a qué se refiere este termino. Te lo explico es pocas palabras.

Definición de usufructo y nuda propiedad

Según el artículo 467 del Código Civil:

“el usufructo da derecho a disfrutar los bienes ajenos con la obligación de conservar su forma y sustancia, a no ser que el título de su constitución o la ley autoricen otra cosa”.

En pocas palabras, la persona que es titular de un usufructo es tenedor del inmueble en cuestión pero no tiene la propiedad del mismo. Es decir puede darle utilidad, tener su disfrute y obtener rendimiento del mismo, pero no puede disponer de el libremente. Es por ello que no puede ni venderla ni disminuir su valor sin el consentimiento del propietario.

Podemos decir que el usufructo no es ni más ni menos que la enajenación temporal del dominio. Por lo que mientras que la persona que es titular del usufructo tiene derecho a obtener las utilidades de la cosa, la persona propietaria tiene solo su derecho de disposición sobre ella, pero no puede ni usarla ni disfrutarla.

El usufructo puede ser de carácter temporal, pero en la mayoría de casos son de por vida, es decir hasta que el usufructuario fallezca. El usufructo es muy frecuente en herencias, el cónyuge fallecido deja en el testamento al viudo o viuda el usufructo vitalicio de un inmueble y la nuda propiedad a los hijos.

Es en estos casos cuando se producen una serie de dudas que vamos a resolver a continuación.

¿Quién paga los gastos del inmueble el usufructuario o el propietario?

Los gastos más comunes que gravan un inmueble son el IBI, la tasa de basura y la comunidad de propietarios.

En el caso del IBI, se entiende que el usufructuario debe ser el contribuyente y el caso de las tasas de basuras tambien. Ya que en ambos casos le corresponde pagarlo a quien tiene el disfrute.

En el caso de la comunidad no está tan claro, de hecho según el Código Civil los gastos ordinarios corresponden al usufructuario y al propietario los gastos extraordinarios y los del capital. Debido a que esta definición crea bastante confusión los Tribunales han sentenciado de la siguiente forma:

  • La cuota mensual de la comunidad (limpieza, luz de la escalera, mantenimiento del ascensor) pertenece al usufructuario.
  • Las derramas por el contrario son a cargo de la nuda propiedad, ya que se entienden que son mejoras para el inmueble y quedan en beneficio de la propiedad cuando acabe el usufructo.

Si te sientes identificado o tienes dudas al respecto puedes contactar con nosotros para poder resolver cualquier consulta. En ALM nos encontramos con situaciones similares todos los días, por lo que tenemos una amplia experiencia tanto en el sector inmobiliario como en asesoría.

No dudes en contactar con nosotros estaremos encantados de atenderte.

Pin It on Pinterest

Share This