• Pérez Galdós nº 40, 13200 Manzanares. Tel: 926 61 25 25

Posts Tagged :

Empresarios

¿Cuales son las bases de regulación del teletrabajo?

El lunes 20 se septiembre, por fin llegó el preacuerdo del teletrabajo

Ayer, el Gobierno, la patronal y los sindicatos llegaron al consenso, por fin se pusieron de acuerdo para regular el teletrabajo, y es por ello que este preacuerdo permitirá que el Consejo de Ministros hoy apruebe el proyecto de  Ley de Teletrabajo.

Está ley es forzada por el contexto del estado de alarma provocada por la actual Crisis del COVID-19, que obligó a millones de españoles a realizar sus obligaciones laborales desde casa, de un día para otro y sin saber a qué derechos o deberes tenían tanto empresarios como trabajadores.

El texto definitivo, sobre el que anoche llegaron a un acuerdo Trabajo, las patronales y los sindicatos tras 12 largas horas de reunión, define qué se entiende por teletrabajo, quién asume determinados gastos y, sobre todo, su aplicación. Hoy se llevará acabo la votación.

Entre otras medidas se ha acordado que el teletrabajo deberá afectar al menos al 30% de la jornada laboral, no podrá ser impuesto de forma unilateral ni por el empleado ni por el empleador sino fruto de un acuerdo entre ambos y será revocable.

¿Cuáles son los puntos clave que reculan el teletrabajo?

¿Cuándo se considera teletrabajo?

El teletrabajo deberá cubrir al menos el 30% de la jornada laboral. Siempre será un acuerdo entre el empresario y trabajador, nunca tendrá carácter unilateral, sino que será voluntario. Es necesario firmar un acuerdo. En principio se consideraba teletrabajo con 20% de la jornada, lo que implicaba que con sólo un día a la semana se pudiera considerar la prestación de teletrabajo de forma regular y se elevó por las presiones de la patronal.

¿Cuál es el Coste del teletrabajo y a quién corresponde?

Se llega a un acuerdo con los gastos, en principio, habría una solución intermedia, el trabajador tendrá derecho al abono de los gastos relacionados con los equipos, herramientas y medios vinculados al desarrollo de su actividad; pero no se recogen de forma clara otros gastos, por ejemplo los consumos de electricidad, agua, conexión… Por lo que se deja a la negociación colectiva.

Voluntariedad y reversibilidad del teletrabajo

El trabajo desde casa será voluntario  tanto para el  trabajador, como para la empresa. Y siempre tendrá carácter reversible.

¿Se aplicará en la pandemia?

Este ha sido el punto de distanciamiento que impedía el acuerdo. Los empresarios no querían que esta ley se aplique en periodos excepcionales, como la actual pandemia. Y lo que pactaron ayer fue que al trabajo a distancia implantado por el Covid «le seguirá resultando de aplicación la normativa laboral ordinaria». Sin embargo , «las empresas estarán obligadas a proporcionar los medios, equipos, herramientas y consumibles que exige el trabajo a distancia.

Igualdad de trato entre trabajadores y teletrabajadores

Los empleados que ejerzan sus servicios a distancia tendrán los mismos derechos tanto en condiciones laborales,  retribución, estabilidad, tiempo de trabajo, formación y promoción profesional.

Control empresarial

La empresa tendrá derecho a adoptar las medidas que estime más oportunas de vigilancia y control, para verificar el cumplimiento de los trabajadores de todas sus obligaciones y deberes laborales.

Entrada en vigor

La ley tendrá un periodo de implantación de un año, con prorroga de hasta tres años. Para la aplicación de la norma a las relaciones laborales que ya estuvieran reguladas por un acuerdo o convenio colectivo y que no prevean un periodo de vigencia.

El ministerio de Trabajo quiere reducir la prestación del ERTE, lo que significa que la próxima prórroga se consumirá paro

Trabajo no cede ante empresarios y sindicatos

El Ministerio de Trabajo no cede ante la presión de empresarios y sindicatos para la prórroga de los ERTEs.
El Gobierno insiste en reducir la prestación actual que perciben los trabajadores en ERTE del 70% al 60% de la base reguladora.  Tomando así una postura intermedia, ya que la actual normativa indica que una vez se hayan agotado los seis primeros meses de ERTE, la prestación bajará a un 50%.
De momento no se ha negociado nada, ya que la reunión del pasado viernes fue un primer acercamiento. Así que durante esta semana se llevaran a cabo distintas reuniones para alcanzar un acuerdo.
Lo que si se deduce de esta situación, es que terminamos con la decisión que fue aceptada por Trabajo al inicio de la crisis del COVID-19, la cual defendía que las prestaciones cobradas de los expedientes temporales no se restasen de futuras prestaciones. Pero esto se va acabar.

Los empresarios también son los grandes perjudicados de esta situación, ya que el Gobierno no esta dispuesto a mantener todos los Ertes que están en vigor actualmente. Lo que se deduce que han decidido sectorializar la prorroga, es decir, seguir manteniendo a los sectores más afectados y más débiles  de esta situación.