• Pérez Galdós nº 40, 13200 Manzanares. Tel: 926 61 25 25

Posts Tagged :

asesoria

ALM Empresas informa: seguiremos prestando servicios a través de medios electrónicos

Ante los recientes acontecimientos que todos conocemos, ALM Empresas ha decidido publicar, este lunes 16 de marzo, el siguiente comunicado. Les invitamos a leerlo:

Estimados clientes,

Ante la declaración de Estado de Alarma decretada por el Gobierno de España con motivo de la propagación del Coronavirus, queremos informarles, desde el Grupo ALM EMPRESAS, de que seguimos prestando servicio a nuestros clientes a través de diferentes medios electrónicos (teléfono, email, whatsapp…) permaneciendo cerrada nuestra oficina hasta nuevo aviso.

Así mismo, la Dirección de la empresa quiere agradecer públicamente el grado de compromiso y responsabilidad de nuestros empleados, que hará posible la continuidad de la prestación de nuestros servicios.

Quedamos a su disposición en los teléfonos y correos electrónicos habituales.

Gracias por su colaboración.

Reciban un cordial saludo.

El impuesto sobre sociedades en las viviendas turísticas

Seguimos hablando de las denominadas “viviendas turísticas”, aquellas viviendas cuyos propietarios han decidido alquilar a nivel turístico para ganar un dinero extra mientras los inquilinos disfrutan de sus vacaciones.

Ya comentamos que, en muchos de estos casos, no se encuentra una persona física detrás de la propiedad de la vivienda alquilada sino que, en realidad, pertenece a algún tipo de sociedad mercantil.

Este hecho conlleva muchas implicaciones pero una de las más importantes, y que vamos a tratar en este post, es que todos los beneficios obtenidos mediante este tipo de actividad deben ser tributados con el impuesto sobre sociedades.

¿Cómo y cuándo tributar este impuesto?

En estos casos, el impuesto sobre sociedades se puede pagar de manera voluntaria en el periodo comprendido por los veinticinco primeros días del mes de julio, si la sociedad en concreto cierra su ejercicio contable el 31 de diciembre. Se debe recurrir al modelo 200 para realizar todo este procedimiento.

Si la sociedad propietaria del inmueble turístico cierra su periodo impositivo en una fecha distinta a la mencionada en el párrafo anterior, entonces el pago y presentación de dicho impuesto tiene que realizarse en los veinticinco días naturales posteriores al transcurso de los seis primeros meses de la finalización de dicho periodo impositivo.

¿Las sociedades pueden deducirse gastos en estos casos?

Una pregunta que sin duda alguna se estará haciendo el lector, sobre todo si forma parte de una de estas sociedades, es si en todo lo relativo al alquiler turístico, hay posibilidad de deducirse ciertos gastos, como sucede en otras actividades laborales.

La respuesta es que sí se pueden deducir ciertos gastos pero, para ello, hay que cumplir una serie de condiciones o requisitos, los cuales comentaremos y analizaremos en próximos artículos de este blog.

La buena noticia es que para gestionar este tipo de impuestos y optimizar al máximo las deducciones que puede realizar una sociedad, contáis con la ayuda de ALM Asesoría, una asesoría con 30 años de experiencia compuesta por profesionales de primer nivel.

No lo dudes: si vuestra sociedad opera en la comarca de Manzanares (Ciudad Real) y si buscáis el mejor asesoramiento posible, sólo tenéis que contacta con nosotros, el Grupo ALM Empresas nunca defrauda. Ponednos a prueba y vosotros mismos lo comprobaréis.

¿Qué tipo de IVA pagan los comercios online?

Último post dedicado al mundo de los negocios online, en este caso, los comercios electrónicos. Para cerrar nuestra saga de artículos, indagaremos en el IVA que tienen que pagar este tipo de comercios, terminando de analizar sus obligaciones fiscales.

El impuesto de valor añadido (IVA) que suelen pagar este tipo de comercios, normalmente minoristas por regla general, está sujeto al denominado Régimen de Recargo de Equivalencia en su versión simplificada.

Eso significa que este será el IVA que se aplicará a los productos que adquirirá el comercio para su funcionamiento interno y también a aquellos productos que ellos mismos vendan, siempre y cuando lo hagan dentro de territorio español y sin realizar ningún tipo de “manipulación” sobre dichos productos.

Ventajas de tributar por el Régimen de Recargo de Equivalencia Simplificado

Tributar por dicho régimen tiene una serie de ventajas, entre otras está el hecho de no tener que presentar el clásico modelo 303, ni de tener que realizar una factura para cada cliente y pedido que tengamos, salvo que este último sea un profesional-autónomo o nos exija factura por la cuestión que sea.

Imaginemos que nuestro cliente es un trabajador autónomo o un empresario que reside en uno de los países que pertenecen a la Unión Europea y que solicita facturación a tu comercio electrónico. En casos así, tus facturas no tienen por qué tener el IVA incluido, siempre que las partes implicadas (cliente y comercio) aparezcan como operadores intracomunitarios.

Todo lo anterior debe quedar declarado al entregar el modelo 349, que es el modelo que deben presentar dichos comercios electrónicos al tributar por el Régimen de Recargo de Equivalencia Simplificado.

Deja que ALM Asesoría te ayude a gestionar el pago de tus impuestos

Nos queda hablar de los proveedores de productos y servicios de dichos comercios online. Se les debe avisar de que tu comercio tributa por el Régimen de Recargo de Equivalencia Simplificado y, al mismo tiempo, acordar que será tu empresa la que pague el IVA y el recargo que corresponda por cada factura que ellos te emitan.

Por el contrario, dichos proveedores serán los que se encarguen de pagar el impuesto de valor añadido a Hacienda. Sabemos que todo este asunto de la tributación de impuestos es bastante “engorroso” pero no tienes por qué afrontarlo tú sólo, contacta con ALM Asesoría y deja que nuestros profesionales se encarguen de todo.

ALM Asesoría es la asesoría del Grupo ALM Empresas, un grupo empresarial líder en Manzanares (Ciudad Real), con 30 años de experiencia en su haber. ¿Qué mejor carta de presentación? ¡Confía en nosotros y descubre magníficos resultados!

Crea correctamente tus facturas rectificativas para evitarte problemas

Ninguna empresa está exenta de cometer errores contables, algo que, por otra parte, es totalmente normal. Lo importante en estos casos es que nos demos cuenta y subsanemos el error lo antes posible, de lo contrario podríamos acabar teniendo problemas, tal y como hemos explicado en anteriores artículos.

Muchos trabajadores autónomos y empresarios han llevado las cuentas de su negocio en algún momento de sus vidas, algo que es muy lícito y perfectamente comprensible, el problema es que llevar nuestra propia contabilidad tiene sus riesgos. Obviamente, no puede ser igual que se encargue un asesor profesional a que se encargue alguien que no está especializado en estos menesteres.

No obstante, por suerte, dichos autónomos y empresarios cuentan con una herramienta que les permite corregir dichos errores, rectificarlos cuando son conscientes de que los han cometido. Esta herramienta no es otra que las llamadas facturas rectificativas. Eso sí, hay que saber crearlas adecuadamente y eso es lo que vamos a ver en el post de hoy.

Aprende a emitir correctamente tus propias facturas rectificativas

La AEAT contempla legalmente la emisión de las denominadas facturas rectificativas, es más, es obligatorio que el autónomo o empresario las emita siempre que detecte haber cometido algún tipo de error contable. Dichas facturas deben tener un formato muy concreto, tal y como veremos más adelante.

Emitir facturas rectificativas es algo mucho más habitual de lo que nos pensamos, no hay ningún problema en hacerlo así. Eso sí, siempre y cuando las creemos correctamente, de lo contrario Hacienda puede acabar fijándose en nuestra empresa o negocio y estudiar a fondo nuestra actividad laboral, con la posibilidad de terminar recibiendo una sanción.

Del mismo modo, es muy importante que rectifiquemos una factura errónea tan pronto como detectemos que ésta tiene errores. Cierto es que el plazo límite para poder rectificar una factura es bastante amplio, hasta cuatro años después del devengo del impuesto tratado por dicha factura. No obstante, en estos casos siempre conviene actuar con celeridad y demostrar nuestra “buena fe”.

No estamos obligados a emitir facturas rectificativas en todos los casos

No siempre es obligatorio emitir una factura rectificativa al detectar un error en nuestra facturación, ya hablaremos en próximos artículos de las posibles excepciones. No obstante, hoy queremos centrarnos en los casos en que sí lo es, por ejemplo, en todas aquellas facturas que cumplen el estándar básico de facturación o en aquellas que han sido afectadas por circunstancias que nos empujan a tener que modificar la base imponible del IVA.

También se deben emitir facturas rectificativas cuando los errores cometidos tienen que ver con el cálculo del Impuesto sobre el Valor Añadido, es decir, sobre el IVA. Hay más ejemplos, pero por esta vez es suficiente, lo importante es que seáis conscientes de que existen las facturas rectificativas y que no sólo son un recurso más que podemos utilizar a nuestro favor sino que, de hecho, debemos emplearlas obligatoriamente en algunos casos.

Sabemos que el asunto de la facturación es ciertamente un asunto complejo, por eso, siempre recomendamos a las empresas y trabajadores autónomos contratar los servicios de gestores o asesores profesionales. En estas cuestiones no se debe ahorrar ya que nos jugamos problemas con Hacienda y posibles sanciones económicas.

Contacta con ALM Asesoría, asesores de confianza en Manzanares (Ciudad Real), casi 30 años de experiencia a vuestra disposición para ayudaros a llevar vuestra contabilidad de la mejor manera posible. ¡Ven a vernos y no te arrepentirás!

Aprende a elaborar tus facturas rectificativas

Por mucho cuidado que tengamos, es normal que a veces cometamos alguna clase de error, el problema es que, cuando hablamos de errores contables, tal y como vimos en anteriores artículos, este fallo nos puede salir muy caro. Esto lo saben bien aquellos trabajadores autónomos y empresarios que en algún momento de sus vidas se han encargado de llevar su propia contabilidad.

Por suerte, no todo van a ser sanciones, también hay lugar para la rectificación o, al menos, así ocurre cuando hablamos de facturas erróneas, tal y como veremos en este post. Y es que la Agencia Tributaria permite al contribuyente la creación de las denominadas facturas rectificativas, ¿no sabes lo que son? Sigue leyendo que te lo explicamos.

Emite una factura rectificativa cada vez que detectes un error

Este recurso que nos proporciona Hacienda no es sólo un derecho del trabajador autónomo o empresario, también es una obligación ya que éste está obligado a emitir una factura rectificativa cada vez que sea consciente de que ha cometido un error al crear una de sus facturas.

Eso sí, la creación de las facturas rectificativas no es un asunto baladí sino que sigue una serie de normas que debemos de cumplir estrictamente, tal y como explicaremos en unos días en un nuevo artículo, que complementará la información que aquí se incluye.

Es entendible que dentro de cualquier negocio o empresa, que puede emitir numerosas facturas a diario, se produzcan ciertos errores de facturación, lo importante es que lo detectemos a tiempo y subsanemos el error creando una factura rectificativa que avise de este hecho a Hacienda para que pueda tomar nota y nos evitemos futuros problemas.

Cuanto antes subsanes un error contable menos problemas tendrás

Es cierto que tenemos un amplio plazo para solucionar nuestros errores contables, hasta cuatro años desde que se devenga el impuesto tratado por la factura correspondiente (la que incluía el posible error). No obstante, desde ALM Asesoría, y siempre desde nuestra propia experiencia, os recomendamos rectificar estos errores lo antes posible.

Eso sí, también cabe decir que no siempre estamos obligados a emitir facturas rectificativas, no obstante, en este artículo nos vamos a centrar en aquellas situaciones en las que sí es obligatoria la emisión de una factura rectificativa. Así ocurre, por ejemplo, cuando la factura original no cumple las normas básicas de facturación, cuando se han producido circunstancias en las que se ha modificado la base imponible del IVA reflejada en la factura, cuando dicho IVA no se ha calculado correctamente, etcétera.

Seguiremos hablando de este transcendente tema en futuros artículos pero, de lo leído hasta ahora, volvemos a sacar la misma conclusión de siempre: no merece la pena tratar de ahorrar dinero cuando hablamos de la contabilidad y fiscalidad de una empresa o negocio. Recurrir a profesionales no es obligatorio pero la realidad nos dice que es la opción más segura y eficiente para evitarse problemas legales.

Es por eso que volvemos a recomendaros la contratación de ALM Asesoría, disponemos de los mejores expertos para asesoraros sobre todas estas cuestiones y lo que es más importante: gestionaremos vuestra contabilidad y facturación de la mejor manera posible. ¡Búscanos en Manzanares (Ciudad Real)!

¿Tienes un comercio electrónico? Estos son los impuestos que tienes que pagar

Seguimos hablando de comercios electrónicos y lo hacemos desde un punto de vista fiscal ya que esta semana queremos analizar cuáles son los principales impuestos que debe pagar cualquier propietario de una de estas tiendas online.

Y aunque muchos piensen que no es así, la realidad es que actualmente existen una gran cantidad de emprendedores que se han animado a abrir uno de estos comercios electrónicos, con mayor o menor éxito pero siempre con un montón de posibilidades a su alcance.

Si estás pensando en abrir tu propia tienda online, este artículo puede resultarte muy interesante ya que conviene saber cuáles son los impuestos a los que deberás hacer frente como propietario de uno de estos negocios virtuales. Sigue leyendo y toma buena nota.

Impuesto de la Renta de las Personas Físicas

Da igual que estemos hablando de un negocio electrónico o de uno “estándar”, nadie se libra de pagar el llamado IRPF (siglas de Impuesto de la Renta de la Persona Físicas). Y es que este impuesto es común para todo tipo de negocios o empresas.

No importa cuál sea tu facturación anual, si te retienen mucho o poco, nadie te librará de tener que presentarlo cada tres meses, entregando el correspondiente Modelo 130 y también una vez más al año, al hacer la declaración de la renta del último ejercicio fiscal.

Impuesto de Valor Añadido

¿Quién no conoce el denominado IVA? Estas siglas procedentes de la expresión “Impuesto de Valor Añadido” se han convertido en un «viejo conocido» de empresarios y autónomos. Dependiendo de la clase de comercio electrónico que tengas, podrías optar por tener que pagar uno u otro.

Imaginemos que tienes un comercio minorista, entonces podrías tributar por el régimen simplificado de recargo de equivalencia ya que éste hace referencia a aquellos productos que han sido adquiridos y puestos a la venta dentro del territorio español, siempre y cuando éstos no hayan sufrido ningún tipo de transformación.

Impuesto de Sociedades

No todos los empresarios o autónomos tienen por qué pagar este impuesto, depende de si nuestra empresa o negocio forma parte de una sociedad o no. Es decir, si los beneficios que obtenemos con el mismo van a parar al resto de ingresos que pueda tener dicha sociedad.

Hay otros impuestos a los que también tienen que enfrentarse los propietarios de comercios electrónicos pero digamos que estos tres son los más importantes. Si quieres información más detallada sobre estos impuestos u otros relacionados, sólo tienes que contactar con ALM Asesoría.

El mejor asesoramiento para empresas y autónomos en Manzanares

Sabemos que todos estos temas tributarios conllevan una cierta complejidad y que no todo el mundo puede entenderlos y, mucho menos, gestionarlos adecuadamente. Por eso, te recomendamos contratar los servicios de especialistas cualificados.

Si vives o trabajas en Manzanares (Ciudad Real) o en su comarca, lo tienes muy fácil, sólo tienes que ponerte en contacto con ALM Asesoría para recibir el mejor asesoramiento posible. Con nuestra ayuda tu negocio experimentará un impulso considerable. ¡Danos una oportunidad y compruébalo por ti mismo!

Analizamos el fenómeno de las Viviendas Turísticas

Estos últimos años ha habido un auge en todo el mundo y, por supuesto, también en nuestro país, del fenómeno de las denominadas “viviendas turísticas”, ya sabes, aquellas viviendas que sus propietarios emplean para ganar un dinero extra a través de lo que se conoce como “alquiler turístico”, es decir, alquilar tu casa para que otros se alojen en ella durante sus vacaciones.

Este fenómeno ha ido unido a la aparición de distintas plataformas online como la popular Airbnb y otras muchas que permiten a sus usuarios registrarse y ofrecer sus inmuebles a través de ellas con este propósito. Lo que está claro es que este fenómeno ha llegado para quedarse y, por eso, hemos decidido analizarlo desde nuestro departamento ALM Asesoría.

Para poder analizarlo a nivel tributario, que es el punto de vista que más nos interesa tanto a nosotros como a muchos de nuestros lectores, debemos hacer una pequeña distinción y saber que muchas de estas viviendas turísticas no pertenecen a propietarios particulares sino a sociedades mercantiles. Este detalle es muy importante, tal y como vamos a ver a continuación.

¿Qué pasa cuando el propietario es una sociedad en vez de un “particular”?

Es más habitual de lo que pensamos que muchas de las viviendas empleadas con un fin turístico pertenezcan a diferentes sociedades, es decir, que el titular o propietario de las mismas sea una sociedad de tipo mercantil u otra entidad jurídica similar. La pregunta es, ¿por qué se hace así o, también, qué sucede en estos casos?

Resumiendo mucho, y sin entrar en complejos detalles, podemos decir que una de las principales razones por las que se actúa así es porque se prefiere tributar estos inmuebles mediante el impuesto sobre sociedades. El hacerlo así conlleva una serie de ventajas y desventajas que trataremos de desarrollar en próximas publicaciones pero el presente post no tiene ese objetivo.

El caso es que cuando una sociedad posee una vivienda turística, debe declarar todos los ingresos que obtenga a través de ésta mediante el impuesto sobre sociedades y, por tanto, todos los rendimientos que genere dicho alquiler turístico se deben incluir en la contabilidad de dicha sociedad (al ser propietaria de tal inmueble), junto con el resto de ingresos que pueda tener la misma.

Contratad los servicios de ALM Asesoría y dejad que os ayudemos

No cabe duda de que todo esto de las viviendas turísticas, sus ingresos y tributaciones, son temas de cierta complejidad que requieren de la supervisión de profesionales, expertos en asesoramiento de empresas y cuestiones legales como los que posee ALM Asesoría.

Si formas parte de una de estas sociedades mercantiles y necesitáis gestionar los inmuebles de vuestra propiedad de una forma eficiente y eficaz, sólo tienes que ponerte en contacto con nosotros y contratar nuestros servicios. Estaremos encantados de ofreceros nuestros servicios y toda la información que necesitéis para tomar la decisión más adecuada.

Nos encontraréis en la Calle Pérez Galdós número 40 de Manzanares (13200, Ciudad Real). Visitad nuestras oficinas o llamadnos al 926 61 25 25 para tener una primera toma de contacto, estamos a vuestra entera disposición.

Los comercios electrónicos también tienen requisitos legales y son estos

Ya hemos hablado de los denominados “comercios electrónicos” en alguna publicación anterior y no es para menos: este tipo de negocios digitales proliferan cada vez más en nuestro país y, por ende, en todo el mundo. Son cada vez más las personas que se animan a invertir en este modelo de negocio ya que no hay duda de que proporciona una serie de ventajas.

No obstante, entre dichas ventajas no se encuentra el hecho de no tener que cumplir una serie de requisitos legales, de eso no se libra ningún negocio, ya sea “físico” o “digital”. De hecho, esta semana vamos a seguir analizando, desde ALM Asesoría, algunas de las obligaciones fiscales a las que deben atenerse este tipo de comercios.

Si has valorado el potencial de este tipo de negocios, y te planteas abrir uno o, de hecho, ya lo tienes abierto, sigue leyendo este post porque estamos seguros de que va a resultarte interesante.

Mismos requisitos legales que un comercio tradicional

Salvo unas pocas excepciones (por ejemplo, el ahorrarse la licencia de apertura), podemos afirmar que los requisitos legales que debe cumplir un comercio electrónico son, por regla general, los mismos que debe cumplir un comercio tradicional, es decir, una tienda con ubicación física.

La siguiente pregunta que se puede plantear un lector que esté planteándose abrir un comercio electrónico es saber cuáles son los requisitos que se nos exigen para poder vender nuestros productos a través de Internet. Así que a continuación vamos a ir detallando las principales condiciones legales que deben cumplir este tipo de negocios.

Cumple estas condiciones si quieres vender a través de Internet

Lo primero que debes poder hacer es emitir facturas por cada uno de los productos o servicios que vendas a través de la Red, siempre con el IVA que corresponda, claro está. Al tratarse de plataformas digitales, se suele recurrir a sistemas informáticos que realizan este tipo de procedimientos de manera automática, principalmente CRMs o programas similares.

El sitio web donde se alberga tu comercio electrónico debe contar con secciones tales como los avisos legales, la política de cookies o las condiciones de compra donde se muestre claramente este tipo de información tan “sensible”. Es primordial que cualquier usuario o visitante de tu tienda online pueda tener acceso a ella para que se considere que operas legalmente.

Así mismo, debes proporcionar a dicho usuario varios canales de contacto para que se puedan comunicar contigo en caso de ser necesario. Lo más normal es facilitar una dirección de correo electrónico o un formulario de contacto en la propia página web, aunque a veces se ponen teléfonos de contacto y, últimamente, diversos perfiles en las llamadas redes sociales. Lo importante es que tus posibles clientes tengan un medio con el que poder realizarte consultas, reclamaciones, peticiones, etcétera.

Consulta con ALM Asesoría para asesorarte sobre estos requisitos legales

La cuestión de contar con varios canales de contacto para poder comunicarte con tus clientes es algo obligatorio por ley, no obstante, también es una cuestión de sentido común ya que sólo así conseguirás generar la suficiente confianza en los usuarios para que éstos acaben convirtiéndose en compradores habituales de tu comercio online.

Otro texto que no debe faltar en cualquier tienda electrónica que quiera cumplir con la legalidad es el relativo a la ley de condiciones generales de contratación, ya que ésta es la que define cuáles son los derechos de los compradores y, por supuesto, del propio vendedor, o sea, el dueño del comercio electrónico.

Existen otros muchos requisitos legales pero no es nuestro objetivo analizarlos todos en este artículo. Quien quiera información más detallada sobre estas condiciones a cumplir, sólo tiene que ponerse en contacto con ALM Asesoría y solicitarnos asesoramiento profesional para comercios electrónicos. Nuestros especialistas te ayudarán a cumplir la ley y a sacarle el máximo partido a tu negocio. ¡No lo dudes!

Cuidado con cometer errores contables… ¡te pueden salir muy caro!

Este 2020 continuamos hablando de errores contables ya que las infracciones que puede cometer una empresa a este nivel no son un asunto menor, tal y como veremos en este artículo.

En este caso, vamos a centrarnos en la parte “monetaria”, es decir, en saber qué tipo de sanciones económicas y qué cuantías podemos llegar a tener que desembolsar por cada uno de estos errores contables. Os adelantamos que son cantidades considerables.

Por increíble que pueda parecernos, todavía existen empresas y trabajadores autónomos que llevan sus propias cuentas, sin contar con la ayuda de asesores profesionales. Esto lo hacen para ahorrarse un cierto dinero, sin embargo, la posibilidad de cometer errores es bastante alta y, en ese caso, las sanciones recibidas hacen que este esfuerzo no merezca la pena.

No es lo mismo cometer una infracción grave que una muy grave

En resumidas cuentas, el importe asociado a una sanción administrativa depende en gran medida del tipo de infracción que hayamos cometido, es decir, de cómo la catalogue Hacienda. En este sentido, ellos hablan de infracciones leves, graves o muy graves.

Como puede suponer el lector, cuando más severa es la denominación que se le asocia a una infracción cometida, mayor es la cuantía económica que ésta conlleva.

En este sentido, vamos empezar analizando las infracciones consideradas “muy graves” y “graves”, ya que son los dos grupos de sanciones que conllevan una mayor penalización económica. Sigue leyendo y no dejes de tomar buena nota.

Ejemplos de infracciones muy graves y graves

Empezando por el grupo de las sanciones consideradas “muy graves”, se suele incluir aquí aquellas que conllevan la utilización de medios fraudulentos o aquellas infracciones cuya cuantía es al menos un cincuenta por ciento superior a la base de la sanción cometida.

En caso de cometer una de estas infracciones, deberemos hacer frente a sanciones que conllevan el cien por cien o, incluso, el ciento cincuenta por cien de dicha base. Es decir, hablamos de cantidades elevadas, por lo que debemos evitar cometer este tipo de infracciones por la cuenta que nos trae.

Hablamos de infracciones consideradas “graves” cuando la base de la sanción es superior a los tres mil euros o cuando la Agencia Tributaria detecta algún tipo de ocultación de datos más o menos intencionada. Este tipo de infracciones también nos pueden salir muy caras.

Contrata los servicios de ALM Asesoría y evita cometer cualquier tipo de infracción

Se considera infracción grave también a aquellas que llevan involucradas retenciones con un valor igual o superior al cincuenta por ciento del valor de la sanción cometida o si hemos empleado facturas falsas o documentación fraudulenta, aunque la incidencia ocasionada sea inferior al diez por ciento de la base de la sanción cometida.

Se tiende a considerar infracción grave también a aquellas que ocasionan una incidencia situada entre el diez y el cincuenta por ciento de la base de dicha sanción. En cualquiera de los casos comentados hasta ahora, la multa a la que nos podemos enfrentar oscila entre el cincuenta y el cien por cien de la mencionada base.

Podemos pensar que las infracciones catalogadas como “leves” son más asumibles y, en parte es así, pero aún así conllevan multas de hasta el cincuenta por ciento de la base establecida en la infracción. Un ejemplo de infracción leve es incluir importes fraudulentos en nuestras facturas u otro tipo de información similar errónea.

No hay porqué jugársela innecesariamente, puedes contratar los servicios de ALM Asesoría y contar con la ayuda de asesores profesionales. Evita infracciones muy graves, graves y leves, evita problemas con Hacienda y quédate tranquilo. Puedes confiar en nosotros, contacta con nosotros hoy mismo.

Estudiamos tu plan de pensiones para ayudarte a desgravar en La Renta

Las Navidades se han terminado, hemos recuperado nuestra actividad laboral habitual y los departamentos de ALM Empresas vuelven a estar 100% operativos, ofreciéndoos todo tipo de servicios.

Entre esos departamentos está ALM Asesoría, la parte del Grupo ALM Empresas que se ocupa de todo lo que tiene que ver con servicios de asesoría fiscal, laboral y contable. Si todavía no conoces todo lo que podemos hacer por tu empresa o negocio, no dudes en contactar con nosotros e informarte sin compromiso alguno.

No obstante, no sólo ofrecemos servicios para empresas y autónomos, ALM Asesoría cuenta con un montón de servicios y productos dirigidos a clientes particulares. Entre ellos, podemos ayudarte a desgravar en tu declaración de la Renta. Sigue leyendo y entérate del cómo.

¿Sabías que los planes de pensiones también desgravan?

Somos conscientes de que muchos de nuestros lectores no saben que pueden desgravarse en su declaración anual del I.R.P.F haciendo uso de un plan de pensiones, de hecho, es posible que muchos de nuestros lectores no posean ningún plan de pensiones o no tengan del todo claro en qué consiste uno de estos planes.

La campaña de la declaración de la Renta 2018-2019 introdujo numerosas novedades a nivel de posibles deducciones, es posible que no seas consciente de cuáles son estos nuevos puntos y, por tanto, no estés sacándole el máximo provecho a dichas posibilidades.

El caso es que las aportaciones anuales que puedas hacer a tu plan de pensiones te permiten desgravarte o bien hasta un máximo de 8.000 euros, o bien hasta el 30% de los rendimientos netos conseguidos a través de tu trabajo o de todas las actividades económicas que lleves a cabo.

Contacta con ALM Asesoría y estudiaremos tu caso en profundidad

De lo anterior, podemos deducir que, aproximadamente, por cada 1.000 euros aportados anualmente a un plan de pensiones, puedes ahorrarte hasta 240 euros si se aplica un tipo marginal de retención del 24%, ya que esto te abrirá las puertas de obtener una desgravación máxima a la hora de presentar tu declaración de la Renta.

No pagues de más al hacer tu declaración de impuestos o, si te suele salir “a devolver”, obtén una cantidad aún mayor haciendo las cosas de la mejor manera posible. Eso pasa por contactar con ALM Asesoría y contratar nuestros servicios. Así de fácil y así de cierto.

Nuestros expertos estudiarán tu plan de pensiones para sacarle el máximo provecho a nivel de deducciones o, en caso de que no poseas todavía uno, te ayudarán a diseñar el mejor plan de pensiones posible para que lo contrates cuanto antes mejor. Todo son beneficios al trabajar con ALM Asesoría, confía en nosotros y compruébalo por ti mismo.