• Pérez Galdós nº 40, 13200 Manzanares. Tel: 926 61 25 25

Posts Tagged :

alm asesoría

Cuidado con cometer errores contables… ¡te pueden salir muy caro!

Este 2020 continuamos hablando de errores contables ya que las infracciones que puede cometer una empresa a este nivel no son un asunto menor, tal y como veremos en este artículo.

En este caso, vamos a centrarnos en la parte “monetaria”, es decir, en saber qué tipo de sanciones económicas y qué cuantías podemos llegar a tener que desembolsar por cada uno de estos errores contables. Os adelantamos que son cantidades considerables.

Por increíble que pueda parecernos, todavía existen empresas y trabajadores autónomos que llevan sus propias cuentas, sin contar con la ayuda de asesores profesionales. Esto lo hacen para ahorrarse un cierto dinero, sin embargo, la posibilidad de cometer errores es bastante alta y, en ese caso, las sanciones recibidas hacen que este esfuerzo no merezca la pena.

No es lo mismo cometer una infracción grave que una muy grave

En resumidas cuentas, el importe asociado a una sanción administrativa depende en gran medida del tipo de infracción que hayamos cometido, es decir, de cómo la catalogue Hacienda. En este sentido, ellos hablan de infracciones leves, graves o muy graves.

Como puede suponer el lector, cuando más severa es la denominación que se le asocia a una infracción cometida, mayor es la cuantía económica que ésta conlleva.

En este sentido, vamos empezar analizando las infracciones consideradas “muy graves” y “graves”, ya que son los dos grupos de sanciones que conllevan una mayor penalización económica. Sigue leyendo y no dejes de tomar buena nota.

Ejemplos de infracciones muy graves y graves

Empezando por el grupo de las sanciones consideradas “muy graves”, se suele incluir aquí aquellas que conllevan la utilización de medios fraudulentos o aquellas infracciones cuya cuantía es al menos un cincuenta por ciento superior a la base de la sanción cometida.

En caso de cometer una de estas infracciones, deberemos hacer frente a sanciones que conllevan el cien por cien o, incluso, el ciento cincuenta por cien de dicha base. Es decir, hablamos de cantidades elevadas, por lo que debemos evitar cometer este tipo de infracciones por la cuenta que nos trae.

Hablamos de infracciones consideradas “graves” cuando la base de la sanción es superior a los tres mil euros o cuando la Agencia Tributaria detecta algún tipo de ocultación de datos más o menos intencionada. Este tipo de infracciones también nos pueden salir muy caras.

Contrata los servicios de ALM Asesoría y evita cometer cualquier tipo de infracción

Se considera infracción grave también a aquellas que llevan involucradas retenciones con un valor igual o superior al cincuenta por ciento del valor de la sanción cometida o si hemos empleado facturas falsas o documentación fraudulenta, aunque la incidencia ocasionada sea inferior al diez por ciento de la base de la sanción cometida.

Se tiende a considerar infracción grave también a aquellas que ocasionan una incidencia situada entre el diez y el cincuenta por ciento de la base de dicha sanción. En cualquiera de los casos comentados hasta ahora, la multa a la que nos podemos enfrentar oscila entre el cincuenta y el cien por cien de la mencionada base.

Podemos pensar que las infracciones catalogadas como “leves” son más asumibles y, en parte es así, pero aún así conllevan multas de hasta el cincuenta por ciento de la base establecida en la infracción. Un ejemplo de infracción leve es incluir importes fraudulentos en nuestras facturas u otro tipo de información similar errónea.

No hay porqué jugársela innecesariamente, puedes contratar los servicios de ALM Asesoría y contar con la ayuda de asesores profesionales. Evita infracciones muy graves, graves y leves, evita problemas con Hacienda y quédate tranquilo. Puedes confiar en nosotros, contacta con nosotros hoy mismo.

Estudiamos tu plan de pensiones para ayudarte a desgravar en La Renta

Las Navidades se han terminado, hemos recuperado nuestra actividad laboral habitual y los departamentos de ALM Empresas vuelven a estar 100% operativos, ofreciéndoos todo tipo de servicios.

Entre esos departamentos está ALM Asesoría, la parte del Grupo ALM Empresas que se ocupa de todo lo que tiene que ver con servicios de asesoría fiscal, laboral y contable. Si todavía no conoces todo lo que podemos hacer por tu empresa o negocio, no dudes en contactar con nosotros e informarte sin compromiso alguno.

No obstante, no sólo ofrecemos servicios para empresas y autónomos, ALM Asesoría cuenta con un montón de servicios y productos dirigidos a clientes particulares. Entre ellos, podemos ayudarte a desgravar en tu declaración de la Renta. Sigue leyendo y entérate del cómo.

¿Sabías que los planes de pensiones también desgravan?

Somos conscientes de que muchos de nuestros lectores no saben que pueden desgravarse en su declaración anual del I.R.P.F haciendo uso de un plan de pensiones, de hecho, es posible que muchos de nuestros lectores no posean ningún plan de pensiones o no tengan del todo claro en qué consiste uno de estos planes.

La campaña de la declaración de la Renta 2018-2019 introdujo numerosas novedades a nivel de posibles deducciones, es posible que no seas consciente de cuáles son estos nuevos puntos y, por tanto, no estés sacándole el máximo provecho a dichas posibilidades.

El caso es que las aportaciones anuales que puedas hacer a tu plan de pensiones te permiten desgravarte o bien hasta un máximo de 8.000 euros, o bien hasta el 30% de los rendimientos netos conseguidos a través de tu trabajo o de todas las actividades económicas que lleves a cabo.

Contacta con ALM Asesoría y estudiaremos tu caso en profundidad

De lo anterior, podemos deducir que, aproximadamente, por cada 1.000 euros aportados anualmente a un plan de pensiones, puedes ahorrarte hasta 240 euros si se aplica un tipo marginal de retención del 24%, ya que esto te abrirá las puertas de obtener una desgravación máxima a la hora de presentar tu declaración de la Renta.

No pagues de más al hacer tu declaración de impuestos o, si te suele salir “a devolver”, obtén una cantidad aún mayor haciendo las cosas de la mejor manera posible. Eso pasa por contactar con ALM Asesoría y contratar nuestros servicios. Así de fácil y así de cierto.

Nuestros expertos estudiarán tu plan de pensiones para sacarle el máximo provecho a nivel de deducciones o, en caso de que no poseas todavía uno, te ayudarán a diseñar el mejor plan de pensiones posible para que lo contrates cuanto antes mejor. Todo son beneficios al trabajar con ALM Asesoría, confía en nosotros y compruébalo por ti mismo.

¿Cuáles son las obligaciones fiscales de los comercios electrónicos?

Los comercios electrónicos y otros negocios digitales abundan cada vez más dentro del panorama laboral y económico actual. Muchos empresarios y emprendedores se han dado cuenta del enorme potencial que se encuentra detrás de este tipo de negocios y son cada vez más los que se animan a abrir su propio comercio online.

Sin duda alguna, el auge de las nuevas tecnologías, la mejora en las telecomunicaciones y la irrupción de las redes sociales y otras herramientas que proporciona Internet, la red de redes, tiene mucho que ver en la irrupción de este tipo de negocios. Lo que está claro es que están en auge en todo el mundo, incluyendo a nuestro país.

Si tú eres uno de esos emprendedores que valoras la posibilidad de abrir tu tienda online u otra clase de negocio electrónico, es bueno que sepas que esta alternativa tiene un montón de ventajas pero, entre ellas, no se encuentra la exención de obligaciones fiscales, como muchos pudieran pensar erróneamente.

No importa que tu negocio no tenga una sede física: pagarás impuestos como cualquier otro comercio “tradicional”

El hecho de que un negocio, comercio en este caso, no disponga de una sede física, no significa que no tenga que pagar impuestos como cualquier otro negocio “clásico”. En este post vamos a ver una serie de obligaciones fiscales que deben cumplir todos los negocios, sean electrónicos o no.

Por ejemplo, da igual que hagas tus ventas de forma online: todas deben quedar perfectamente registradas y tributar por el impuesto del IRPF y/o el Impuesto de Sociedades, según cada caso específico. Tampoco debemos olvidarnos de aplicar el impuesto del IVA, en el porcentaje que corresponda según el tipo de producto o servicio que estemos ofreciendo.

No te olvides de dar de alta tu comercio electrónico en Hacienda

Otra de las obligaciones que tiene cualquier persona que vaya a poner en marcha un comercio electrónico es darlo de alta en Hacienda, para ello tendrá que rellenar y presentar el modelo 036 o el modelo 037, dependiendo de cada caso.

Cuando te des de alta, no te olvides de identificar la actividad económica que vas a desempeñar. En ese sentido, existen distintos epígrafes que detallan las diferentes clases de actividades económicas que se contemplan. Consúltalos concienzudamente y date de alta en los que consideres oportuno.

Puedes darte de alta en varios epígrafes a la vez

A la hora de dar de alta tu negocio electrónico, debes saber que puedes darlo de alta en varias actividades económicas o, lo que es lo mismo, en varios epígrafes a la vez. Esto se decide en función del tipo de artículos o servicios que vayas a vender.

No obstante, te aconsejamos ser muy cuidadoso y no darte de alta porque sí ya que, en función del número y tipo de epígrafes en los que te des de alta, acabarás tributando en un régimen fiscal o en otro, con las consecuencias que esto tendrá para el devenir de tu negocio.

Por último, recuerda darte de alta también en el denominado Registro de Operadores Intracomunitarios (ROI por sus siglas) si tienes pensado vender tus productos y servicios en otros países de la Unión Europea, aparte de comerciar en España, claro está.

Contrata los servicios de ALM Asesoría y deja que te ayudemos

Da igual que trabajes de manera online y tampoco importa el tipo de actividad laboral que desempeñes, el uso de las denominadas nuevas tecnologías no te exime de cumplir este tipo de obligaciones fiscales. Sabiendo, además, que no siempre es fácil saber qué hacer y cómo hacerlo en cada situación.

Sin embargo, ya sabes que el desconocimiento de una ley no te exime de su cumplimiento, ni de recibir todo tipo de sanciones económicas en caso de realizar algún tipo de infracción. No te la juegues innecesariamente: contrata los servicios de ALM Asesoría, la asesoría especializada del Grupo ALM Empresas, tu asesoría de confianza en Manzanares (Ciudad Real).

Más de 25 años nos avalan, contacta con nosotros para una primera toma de contacto. Tú mismo comprobarás que somos la opción que más te conviene. ¡Ven a vernos y deja que te ayudemos!

Ningún negocio está exento de recibir una inspección sorpresa, ¡contrata nuestros servicios y quédate tranquilo!

Puede que pienses que tu negocio no entra dentro de los parámetros que tiene en cuenta Hacienda a la hora de hacer inspecciones sorpresa pero la realidad nos demuestra que esto no es así, de hecho, hoy en día prácticamente cualquier empresa o negocio puede recibir una de estas inspecciones.

Sin ir más lejos, hace pocos meses nos enterábamos, a través de distintos medios de comunicación, de que Hacienda estaba realizando inspecciones sorpresa en negocios hasta ahora poco proclives a padecer este tipo de situaciones, como pueden ser los restaurantes, salones de bodas y otros negocios hosteleros similares, así como farmacias, diferentes consultas médicas e, incluso, los negocios de compra-venta de oro.

Inspecciones sorpresa con la ayuda de órdenes judiciales

Además del hecho de que se investigaban negocios poco visitados por técnicos de Hacienda hasta la fecha, la noticia sorprendía porque nos enterábamos de que para realizar ese tipo de inspecciones sorpresa se utilizaban órdenes judiciales de entrada y de registro.

Hasta aquí puede parecernos más o menos habitual todo lo que estamos comentando pero la novedad radica en el hecho de que estas órdenes judiciales se habían solicitado a los Juzgados de lo Contencioso Administrativo, cuando normalmente se solicitan a los Juzgados de Instrucción.

A los que no conocen el funcionamiento de cada uno de estos juzgados, esta diferencia les puede parecer trivial pero no es así: obtener una orden judicial de los Juzgados de lo Contencioso Administrativo, en lugar de los de Instrucción, cambia todo por completo, tal y como veremos a continuación.

Órdenes judiciales procedentes de los Juzgados de lo Contencioso Administrativo

Como comentábamos antes, las inspecciones sorpresa a negocios se suelen tramitar a través de órdenes judiciales emitidas desde los juzgados de Instrucción. En estos casos se procede de la siguiente forma: el juez responsable envía habitualmente a un secretario judicial para que supervise el registro del negocio que se quiere inspeccionar, garantizando que no haya violaciones de los derechos del negocio o empresa que se va a visitar.

Por tanto, este secretario está presente cuando los técnicos de Hacienda proceden con el registro, comprobando material y distinta documentación intervenida al negocio, de manera que es él quien decide si dicho material o documentación es de interés o no a la hora de continuar con la investigación.

Pues bien, cuando la orden de registro se solicita a los Juzgados de lo Contencioso Administrativo, a menudo no se envía a uno de estos secretarios judiciales, por tanto todo el procedimiento y las decisiones que allí se toman quedan en manos de los técnicos de Hacienda que realizan la inspección. Es decir, de algún modo éstos tienen “vía libre” para incautar todo el material y documentación que estimen oportuno.

No te la juegues innecesariamente teniendo una “doble contabilidad»

Uno de los principales objetivos de los técnicos de Hacienda que realizan este tipo de inspecciones sorpresa es detectar negocios que posean lo que ellos denominan una “doble contabilidad”. Algo que se puede hacer con la ayuda de cierto software informático.

Y es que hay programas que permiten registrar correctamente algunas operaciones, de manera que figuran legalmente dentro de la contabilidad de la empresa y que, por tanto, se tendrán en cuenta a la hora de hacer la declaración de la Renta y/o de los distintos impuestos que se tienen que tributar. No obstante, también dan la posibilidad de que ciertas operaciones, que el usuario escoge manualmente, no aparezcan en la contabilidad del negocio y pasen a formar parte de una contabilidad no declarada, con las repercusiones que esto conlleva.

Si los técnicos de Hacienda inspeccionan tu negocio y ven algún tipo de indicio de que puede suceder una de estas situaciones (y a veces sin ni siquiera detectar indicios), no dudarán en incautarte toda la documentación y material que ellos estimen oportuno, incluyendo discos duros, teléfonos móviles, tablets y, por supuesto, ordenadores y libros de contabilidad, con el perjuicio que este hecho supone para cualquier empresa.

No te la juegues innecesariamente, contrata los servicios de asesores profesionales como los que te ofrece ALM Empresas y deja que nosotros llevemos la contabilidad de tu empresa de la manera más óptima, evitando que tu negocio levante cualquier tipo de sospecha y puedas tener que pasar por estos desagradables trámites. ¡Búscanos en la Calle Pérez Galdós número 40 de Manzanares (Ciudad Real)!

Evita cometer infracciones graves o muy graves, ¡contrata los servicios de ALM Asesoría!

Ya hemos hablado en anteriores ocasiones de los diferentes tipos de infracciones contables que puede cometer cualquier empresa o trabajador autónomo cuando son ellos mismos los que llevan su contabilidad o la dejan en manos de personas que no son realmente profesionales.

Recuerda que a Hacienda le da igual si los errores contables que hayas cometido fueron producidos de manera casual y sin ninguna intencionalidad, sus técnicos no perdonan ni una y las sanciones que conllevan este tipo de fallos pueden ser realmente elevadas en algunos casos.

Después de hablar de ocultación de datos, de las facturas falsas y de la utilización de medios fraudulentos, hoy vamos a mencionar nuevas infracciones, esta vez las que la Agencia Tributaria considera como graves o muy graves.

Descubre varias infracciones de tipo grave y muy grave

Utilizar a personas o a entidades interpuestas es la primera de las infracciones muy graves que vamos a enumerar en este repaso pero no es la única: conseguir beneficios, incentivos fiscales o devoluciones de manera fraudulenta o indebida también lo es.

También podemos hablar de la ocultación de ingresos procedentes de un segundo pagador, otra de las infracciones especialmente castigada por los técnicos de Hacienda en caso de ser detectada.

Pero para infracciones “habituales” entre algunos contribuyentes, y no por ello menos importantes, encontramos el hecho de no pagar ciertos impuestos (IVA, IRPF, IBI, etcétera) o de no ingresar a tiempo el correspondiente pago, ya que recordemos que todos estos impuestos llevan establecidos un periodo concreto en el que tenemos pagarlos.

Con la ayuda de asesores profesionales nunca te pasará algo así

Podemos hablar también de otras infracciones comunes como el no ingresar una deuda tributaria al realizar algún tipo de autoliquidación y, de carácter menos transcendental pero no por ello menos importante y, por tanto, sujeto a sanción, el hecho de no comunicar a la Agencia Tributaria un cambio de domicilio fiscal u otros datos personales relevantes.

No podemos olvidarnos de otro “clásico”, el confirmar nuestro borrador de la declaración de la Renta con datos incompletos o directamente erróneos. Hay muchos otros ejemplos pero por esta vez es suficiente, creemos que el lector se puede hacer una ligera idea del peligro que lleva no contar la ayuda de profesionales a la hora de llevar las cuentas de una empresa o negocio.

En este tipo de cuestiones, al igual que sucede con muchas otras, “lo barato sale caro”, en el sentido de que no merece la pena hacer las cosas de cualquier manera con tal de ahorrarse unos euros. Ya vemos que al final los errores se pagan y, por cierto, muy caros.

Contrata los servicios de ALM Asesoría y por mucho menos de lo que piensas contarás con asesores profesionales que llevarán las cuentas de tu empresa y evitarán que cometas cualquier tipo de infracción. Quédate tranquilo sabiendo que estás en buenas manos, ¡eso no tiene precio!

Emprendedor acude a ALM Asesoría para que te ayudemos a sacar adelante tu negocio

¿Eres una persona emprendedora y estás decidido a montar tu propio negocio? ¿Tienes claro que quieres dar este importante paso pero no sabes por dónde empezar? No te preocupes, contacta con ALM Asesoría y empezaremos a asesorarte para que puedas cumplir tu sueño.

En una primera reunión te informaremos de cómo puedes fundar tu propio negocio y te proporcionaremos todo el asesoramiento que necesites. Para ello disponemos de un experimentado equipo de asesores que te ayudarán a dar forma a tu proyecto empresarial.

No sólo te facilitaremos las cosas a la hora de dar tus primeros pasos como emprendedor, también te asesoraremos en todo el proceso, para que puedas sacar adelante tu negocio sin mayores complicaciones. Danos una oportunidad y no te arrepentirás, estás en buenas manos.

ALM Asesoría siempre mira por el bien de sus clientes

Si por algo se caracteriza ALM Asesoría y, por ende, el Grupo ALM Empresas, es por cuidar al máximo los intereses de sus clientes, especialmente cuando hablamos de emprendedores que están sacando adelante su primer negocio. Prestamos especial atención para ayudaros al máximo en este importante momento de vuestras vidas.

En ese sentido, te proporcionaremos información tan importante como la que te permitirá darte de alta, como trabajador autónomo, si aún no lo eres y, por supuesto, dar de alta tu nuevo negocio. Eso incluye el hecho de ayudarte a escoger la forma jurídica que más te convenga, buscando siempre los máximos beneficios a nivel laboral y fiscal para todos nuestros clientes.

El compromiso de ALM Asesoría es ayudarte a poner en marcha tu negocio de la mejor forma posible desde el minuto cero, es decir, desde que entras por la puerta de nuestra oficina o desde que nos llamas por teléfono para contratar nuestros servicios y solicitar una primera reunión. Aquellos que nos conocen y llevan años trabajando con nosotros bien lo saben.

El compromiso de ALM Empresas, la mejor garantía que te puedas imaginar

La contabilidad de una empresa o de un autónomo es una cuestión de vital importancia ya que están en juego los ingresos de nuestros clientes y de sus familias, por eso nos tomamos muy en serio nuestro trabajo, prestamos un servicio impecable para asegurarnos de que todo está en orden y nuestros clientes no van a tener ningún tipo de percance judicial.

Contrata nuestros servicios si quieres recibir un asesoramiento permanente y completamente personalizado, si quieres realizarnos todo tipo de consultas a nivel laboral, contable y fiscal, tres de nuestras principales especialidades, aunque también te podemos prestar ayuda con muchas otras cuestiones: bienes inmuebles, pólizas de seguros, impuestos, protección de datos, etcétera.

Nuestra gran experiencia (más de 25 años en el sector) nos sitúa en posición de asesoraros con conocimiento de causa y de poder aportaros todas esas soluciones rentables que cualquier negocio o empresario necesita. No lo pienses más: para asegurar el éxito de tu proyecto empresarial, sólo tienes que ponerte en contacto con ALM Asesoría… ¡el resto es cosa nuestra!

Cuidado con cometer infracciones a nivel contable, evita sanciones contratando nuestros servicios

Ninguna empresa o trabajador autónomo está exento de cometer errores contables, da igual si estos se cometen de forma intencionada o no: toda infracción detectada por los técnicos de Hacienda conlleva una sanción económica.

En ese sentido, nos damos cuenta de que no merece la pena tratar de ahorrarse algo de dinero al no contratar los servicios de una asesoría o consultoría que lleve la contabilidad de nuestro negocio: tampoco te vas a ahorrar mucho y, por el contrario, al tener que encargarte tú mismo de tus cuentas, es fácil que cometas un descuido y te equivoques.

Deja que los profesionales de ALM Asesoría se encarguen de todo, por muy poco dinero podrás delegar las cuentas de tu negocio, el pago de los impuestos y todo tipo de papeleo. Quedarte bien tranquilo no tiene precio, contrata nuestros servicios y estarás en buenas manos.

Infracciones más comunes y las sanciones que llevan asociadas

Quizá te preguntes qué tipo de infracciones cometen las empresas más habitualmente, por eso vamos a repasar para vosotros cuáles son las infracciones más comunes a nivel contable y, al mismo tiempo, veremos qué posibles sanciones pueden conllevar éstas.

Podemos empezar hablando de la ocultación de datos, al fin y al cabo es una de las infracciones que más se cometen en la actualidad. Ésta se produce cuando no presentamos nuestras declaraciones de impuestos, estando obligados a ello, o cuando sí las presentamos pero los datos incluidos no son correctos o verídicos.

Hablamos de la inclusión de operaciones inexistentes (o lo contrario: no incluir operaciones sí realizadas), la aportación de importes falsos o la omisión de ingresos, rentas, productos, bienes, etcétera. En definitiva, se trata de ocultar cualquier dato que impida un cálculo correcto de nuestra deuda fiscal.

Utilización de medios fraudulentos, otra de las infracciones que se comete más habitualmente

Otra de las infracciones contables que se cometen más habitualmente es la utilización de medios fraudulentos. ¿A qué se le denomina utilización de medios fraudulentos? Por regla general, se trata de anomalías en la contabilidad de una empresa o en sus libros de registro.

El hecho de que sea una de las infracciones que se comete más habitualmente no significa que no sea una infracción importante, de hecho, si el importe defraudado supera el 50% de la cantidad representada por el importe de la base, estaríamos hablando de una infracción muy grave y la sanción aplicada podría ser considerable.

Aquí también entraría la creación y uso de facturas o justificantes falsos, así como de otros documentos similares. Si el importe defraudado supera el 10% de la base, la infracción también se considera muy grave y, de nuevo, nos podremos enfrentar a sanciones ejemplares.

No hay por qué poner en peligro la estabilidad de tu negocio y/o de tus ingresos: contacta con ALM Asesoría y deja que te asesoremos con todos estos asuntos. Contratar nuestros servicios es una gran idea. Danos una oportunidad y compruébalo por ti mismo.

Evita errores contables y posibles sanciones contratando los servicios de ALM Asesoría

Algunos trabajadores autónomos, para tratar de ahorrar algo de dinero, deciden llevar su propia contabilidad, algo que respetamos pero que, sin duda alguna, conlleva una serie de riesgos. Lo mismo ocurre cuando se recurre a terceras personas que no son auténticos profesionales.

Tanto si decides llevar tú mismo las cuentas de tu empresa o negocio, como si recurres a amigos, familiares o personas que no son profesionales de la contabilidad, debes saber que los errores contables que cometas te pueden salir verdaderamente caros.

Y es que, si Hacienda detecta que estás cometiendo algún tipo de error o fraude, no te quepa duda de que acabará sancionándote y, según el tipo de infracción cometida, podrías enfrentarte a multas que conllevan importantes sumas de dinero.

No importa si te equivocas de forma consciente o inconscientemente: Hacienda no perdona ni una

Hacienda no hace distinción entre errores cometidos de forma consciente o inconsciente, le da igual si no tenías intención de obrar “a mala fe”, el Fisco no sabe de excusas y de nada valdrán las explicaciones posteriores que puedas darles: si descubren que has cometido una infracción, no dudarán en sancionarte.

La Agencia Tributaria Española cada vez cuenta con mejores herramientas de control y vigilancia, mecanismos eficaces a los que es muy difícil engañar por lo que, si cometes un error en la contabilidad de tu empresa, por insignificante que éste te pueda parecer, es muy probable que ellos lo acaben detectando.

No puedes esperar que “hagan la vista gorda”: si detectan algún tipo de infracción, por muy leve que ésta pueda parecerte, los técnicos de Hacienda tramitarán la correspondiente sanción. Sólo falta saber la cuantía asociada a la misma, en función de la gravedad que conlleve la infracción detectada.

La cuantía de las sanciones varía en función de la gravedad de las infracciones cometidas

Las infracciones o irregularidades que podamos cometer a la hora de gestionar la contabilidad de nuestra empresa son catalogadas por Hacienda en tres grandes grupos: infracciones leves, infracciones graves o infracciones muy graves. Obviamente, a mayor gravedad, mayor sanción económica conllevará la sanción aplicada.

Y la pregunta que todos nos planteamos al leer lo anterior es la siguiente: ¿en qué se basa la Agencia Tributaria a la hora de decidir si una infracción es catalogada como leve, grave o muy grave?

La respuesta a la anterior pregunta no es sencilla de responder ya que depende de muchos factores pero digamos que Hacienda tiene en cuenta sobre todo cuestiones relacionadas con la ocultación de datos al Fisco o el uso de recursos fraudulentos, entre otras muchas irregularidades.

En próximos artículos trataremos de explicar en profundidad los tipos de infracciones que contempla Hacienda y las sanciones que éstas conllevan pero por esta vez es suficiente. Permaneced atentos a este blog y a nuestras redes sociales y no olvidéis que podéis evitar problemas con el Fisco contratando los servicios de ALM Asesoría, vuestra asesoría de confianza en Manzanares (Ciudad Real). ¿A qué esperas para venir a vernos?

Última semana para presentar tu declaración de la Renta 2018

Parece mentira pero ya llevamos más de 3 meses de la campaña Renta 2018 y ésta, por fin, entra en su recta final, de hecho, nos encontramos en la última semana disponible para presentar la declaración del IRPF de este año.

La campaña empezó oficialmente el pasado 15 de marzo, aunque es cierto que la mayoría de los trámites importantes no se pudieron hacer hasta el 2 de abril. Hoy, lunes 24 de junio, quedan exactamente 7 días para dar por finalizada esta extensa campaña Renta 2018.

Y es que recordemos que esta campaña finaliza oficialmente el próximo lunes 1 de julio del 2019, tenlo muy en cuenta si aún no has presentado tu declaración de impuestos porque “se te echa el tiempo encima”, literalmente.

 

 

No te preocupes: sólo tienes que acudir a ALM Asesoría

Lo ideal hubiera sido tener la declaración de la renta correctamente realizada y presentada antes de estas fechas pero, si has llegado aquí sin cumplir todavía tus obligaciones con el Fisco, no te preocupes: lo importante es que por fin “tomes cartas sobre el asunto” y eso pasa por contratar la ayuda de profesionales.

Si vives o trabajas en Manzanares (Ciudad Real) o en algún pueblo de la comarca, lo tienes bien fácil. Sólo tienes que ponerte en contacto con el Grupo ALM Empresas y contratar los servicios de su departamento ALM Asesoría.

Este departamento lo componen asesores laborales, contables y fiscales, grandes expertos en este tipo de trámites, buenos conocedores de los distintos impuestos que tienen vigencia en nuestro país y, por supuesto, con una gran experiencia a la hora de realizar declaraciones del IRPF.

 

 

No hay tiempo que perder: visita nuestras oficinas hoy mismo

Nuestra experiencia nos dice que, probablemente, queden muchos contribuyentes que no han presentado aún su declaración de la renta a estas alturas del año. No somos amigos de las “prisas” pero, llegados hasta aquí, lo importante es ser prácticos y ponerse “manos a la obra” cuanto antes mejor.

Por tanto, si queréis que os ayudemos desde ALM Asesoría, es esencial que os pongáis en contacto con nosotros lo antes posible, a poder ser hoy mismo. Sólo así dispondremos de tiempo suficiente para poder hacer las cosas adecuadamente y garantizaros unos resultados óptimos.

Entra en www.almempresas.com/asesoria-manzanares/ para conocernos un poco mejor y descubrir todas nuestras vías de contacto. Somos la solución a tus quebraderos de cabeza con la Agencia Tributaria, recuérdalo antes de complicarte la vida aún más. ¡Esperamos noticias vuestras!

¿Aún no has presentado tu declaración de la Renta 2018? Deja que te ayudemos

Llevamos más de 3 meses de esta campaña de la Renta 2018 ya que recordemos que ésta se inició oficialmente el pasado 15 de marzo. Una vez más el tiempo ha pasado “volando” y, casi sin darnos cuenta, hemos entrado en la recta final de dicha campaña.

Las fechas clave se han ido sucediendo, tal y como os hemos ido anunciando desde el blog de ALM Empresas y nuestras redes sociales. De hecho, aún quedan varias fechas importantes por las que pasar y, por si andáis un poco “despistados”, os las vamos a recordar en este post.

Te interesa conocer especialmente dichas fechas si aún no has presentado tu declaración de impuestos. Si es así, no te preocupes porque todavía estás a tiempo de hacerlo. Eso sí, te recomendamos acudir a profesionales para evitar problemas, contrata los servicios de ALM Empresas y quédate mucho más tranquilo.

 

 

Primera fecha a tener en cuenta: el 26 de junio

El próximo 26 de junio se termina el plazo que nos permite presentar nuestras declaraciones de la Renta y Patrimonio 2018 en aquellos casos en los que tengamos pensado optar por el pago con domiciliación bancaria. Obviamente, estamos hablando de declaraciones cuyo resultado salga “a pagar”.

Si ese es tu caso, estas a menos de 10 días para poder acogerte a dicha opción. Las prisas nunca son buenas y lo deseable hubiera sido dejar todo solucionado mucho antes pero lo importante es que te pongas en contacto con nosotros cuanto antes y, con nuestra ayuda, no tendrás nada que temer.

Segunda fecha importante: el 28 de junio

Sólo dos días después, es decir, el 28 de junio también se termina el plazo que hasta ahora nos permite solicitar una cita de manera previa para poder recibir ayuda por parte de los técnicos de la Agencia Tributaria, ya sea a nivel telefónico o presencial, acudiendo en persona a una oficina de Hacienda.

Llegados hasta aquí, creemos que no es momento para “complicarse la vida”, los sistemas telefónicos de Hacienda están saturados y no va a ser nada fácil conseguir que te asignen una cita y mucho menos pronto. Por tanto, te recomendamos, de nuevo, acudir a nuestras oficinas de Manzanares y contratar nuestros servicios.

 

 

La campaña Renta 2018 se terminará el próximo 1 de julio

La tercera y última fecha importante que debemos tener en mente, al referirnos a la campaña de la Renta 2018, es el 1 de julio. Y es que dicha fecha pone punto y final a la campaña del IRPF de este año. Después de ese día ya no se podrán presentar declaraciones de impuestos referentes a dicha campaña.

Si estabas obligado a hacerlo y no presentas tu declaración de la Renta 2018 a tiempo, podrás ser objeto de todo tipo de sanciones. No hay porqué llegar a ese punto y más cuando cuentas con la ayuda de los mejores asesores de Manzanares (Ciudad Real): ALM Asesoría.

 

 

¿Optaste por el pago fraccionado? Apunta la fecha del 5 de noviembre

Hay una última fecha que quizá debas tener en cuenta. Todo dependerá de si tu declaración de la Renta ha salido “a pagar” y, en ese caso, de si has optado por fraccionar dicho pago a nivel bancario.

Si ese es tu caso, has de saber que el 5 de noviembre es la fecha límite que ha impuesto Hacienda este año 2019 para finalizar el segundo plazo de la cuota sobre el impuesto de la Renta 2018 que debes pagar.

Apunta “en rojo” estas 4 fechas y no dejes que pasen más días sin realizar tu declaración de la renta. Preséntala a tiempo con la ayuda de ALM Asesoría, profesionales de confianza muy cerca de ti. ¿A qué esperas para venir a vernos?