Es muy normal que cuando una familia tiene que heredar un inmueble surjan conflictos y problemas. Cada uno tiene distintos intereses y buscar un equilibrio entre los herederos puede ser bastante complicado en algunas ocasiones

¿Qué problemas pueden surgir con una vivienda heredada?

Recordamos lo que significa: “una herencia es un acto jurídico con el que una persona transfiere todos sus bienes, derechos y obligaciones a otras personas en el momento de su fallecimiento”. 

En resumidas cuentas, una herencia es la voluntad de una persona para con sus bienes.

Como bien sabéis, algunas propiedades son indivisibles, no es como el dinero que se divide entre los herederos y no hay más que hablar. Pero en el caso de un inmueble las personas que heredan pasan a ser copropietarios o tener un proindiviso.

Pasos en una herencia:

Esta situación es muy común, puede darse la situación de que no exista el consenso y además que la relación entre ellos no sea buena.

Partimos de la base que para vender un inmueble TODOS los propietarios deben tener consenso, no basta con la mayoría. Ya que no se puede obligar a nadie a vender, y tampoco se puede obligar a nadie a mantener una copropiedad.

Antes de vender una propiedad heredada tenemos dos trámites anteriores:

  • Aceptación de la herencia:  es la voluntad de aceptar los bienes, derecho y obligaciones. (Las deudas también se heredan) 
  • Partición hereditaria: Es el hecho de repartir el caudal hereditario.

En el acto del reparto, se pueden llegar a distintos acuerdos. Por ejemplo, si hay efectivo e inmuebles, se puede acordar que un heredero se quede con el bien heredado y otro heredero se le compensa con el efectivo, siempre hay que buscar el equilibrio y llegar al mejor acuerdo para ambas partes. De esta manera se podría extinguir el condominio.

¿Y sí un heredero quiere vender la propiedad y otro no?

En el caso que no se pueda puede evitar el condominio y los herederos no se pongan de acuerdo para vender el inmueble objeto, existen distintas opciones para heredar:

  • Vender la parte de su propiedad, a un heredero o a todos o a un tercero.
  • Llegar a un acuerdo todos los herederos.
  • En el caso que no exista el consenso, hay que acudir a la justicia. Si este momento se produce, cualquiera de los herederos que quiera vender puede solicitar en el juzgado la partición de la herencia y la posterior subasta pública del inmueble.

Para poder subastar un inmueble en subasta pública se solicitará la extinción de la relación de copropiedad.

¿Cómo es la subasta pública de un inmueble heredado?

El primer paso que hay que hacer antes de heredar es tasar el inmueble, se puede tasar a través de un perito privado o a través de un perito tasador que sea designado por el juez.

En el caso de que los herederos no estén de acuerdo con el valor asignado en la tasación, existe la posibilidad de impugnarlo y de revisarlo para posteriormente subastarlo.

A la subasta del inmueble puede acudir todo el que quiera, incluyendo al resto de copropietarios excepto los que no querían vender.

Si la persona interesada en el inmueble subastado es ajena a los herederos, deberá dejar en depósito en el juzgado el 30% del valor del inmueble según tasación. Si el interesado es otro heredero no es necesario dejar deposito.

Conceptos importantes que debemos conocer antes de heredar

El mejor consejo que os puedo dar al respecto, es que siempre pongáis todo de vuestra parte para llegar a un acuerdo, esto os evitará malos ratos y situaciones desagradables.

En ALM Grupo podemos darte servicio desde el inicio de la herencia hasta su posterior venta. Estaremos encantados de ayudarte.

Pin It on Pinterest

Share This