¿Qué es el permiso por cuidado de un menor afectado por enfermedad grave u hospitalización?

En este artículo queremos contaros qué es el permiso por cuidado de un menor afectado por enfermedad grave u hospitalización. La curiosidad por este tema surgió al encontrarnos este verano con unos amigos de la familia que, por motivos, han tenido que acogerse a esta ley. La mamá me explicaba cómo han podido afrontar esta cuestión y cómo les está ayudando a su familia.

Dentro los permisos que la normativa regula, los motivos de conciliación de la vida personal, familiar y laboral, localizamos el artículo 49.e del Real Decreto Legislativo 5/2015, que mana del la ya contemplada y derogada Ley 7/2007.

Viene a decir lo siguiente: “Los padres que tengan que cuidar a un hijo menor de 18 años afectado por un cáncer o enfermedad grave, podrán acogerse a una reducción de jornada de entre el 50% y el 99% de su jornada, recibiendo, además, un subsidio que cubre dicha reducción de jornada para que no se vean reducidos sus ingresos”.

Preguntas frecuentes

Requisitos para optar al permiso por cuidado de un menor afectado por enfermedad grave u hospitalización.

Para poder acogerse a esta situación deben cumplirse los siguientes requisitos:

  • Hijo menor de 18 años que sufra cáncer o una enfermedad grave que deba permanecer ingresado durante una larga estancia o requiera cuidados de manera directa sin hospitalización.
  • Que el menor enfermo precise cuidados directos y continuos de sus padres, adoptantes o acogedores.
  • Ambos padres deben de estar trabajando. En el supuesto caso de que uno de los dos esté cobrando el paro, no será beneficiario de este subsidio.

Enfermedad grave

Las enfermedades consideradas graves vienen recogidas en el anexo del Real Decreto 1148/2011, de 29 de julio, aquí podéis leerlo todo. https://www.boe.es/buscar/pdf/2011/BOE-A-2011-13119-consolidado.pdf la página concreta es la 11.

El caso de que alguna enfermedad no aparezca en el documento anterior, no es un problema para que se reconozca el derecho. La acreditación de la situación se hará mediante declaración cumplimentada por el médico del servicio público de salud responsable del menor.

¿Cambia algo en caso de que estemos separados o divorciados? ¿Influye quien tenga la custodia?

El Tribunal Supremo, en la sentencia de 20 de julio de 2021, ha determinado que el hecho de que haya una separación o divorcio no modifica el hecho de que ambos progenitores tengan que estar trabajando para que se tenga derecho a este permiso.

¿Por qué se llama reducción de jornada si hay un máximo del 99%?

El artículo 37 del Estatuto de los Trabajadores dice que el progenitor, adoptante o acogedor tiene derecho a reducir su jornada laboral al menos el 50%, hasta que el menor tenga 18 años. La reducción varía desde el 50% al 99%, y es por eso que se llama reducción y no excedencia.

En la mayoría de los casos se solicita el 99%, pero no es necesario trabajar el 1%, las empresas asumen ese pequeño gasto.

A pesar de todo, es conveniente revisar el convenio colectivo, ya que puede establecer algún tipo de derecho sobre la reducción de jornada.

¿Sigo manteniendo mi puesto de trabajo? ¿Qué ocurrirá cuando me incorpore?

Cuando esta situación termine, ya sea por un motivo u otro, el trabajador tiene el derecho -y la empresa la obligación- a volver a su situación anterior. Es decir, tendrá que reincorporase a su puesto de trabajo cobrando el mismo salario según la jornada laboral y con las mismas las condiciones laborales que tenía antes de esta reducción. Además, tendrá que realizar las mismas funciones que realizaba antes sin que pueda sufrir ningún cambio.

Algo muy importantes es que la persona trabajadora no sufre un perjuicio en las cotizaciones.

¿Se pierde el derecho a la prestación si escolarizan al menor?

Depende. Según las circunstancias existen sentencias que reconocen el derecho a la prestación si se demuestra la necesidad de un cuidado directo del menor, ya sea por necesidad de medicación o de asistencia.

¿Si antes de esta situación, tienes ya jornada reducida, se reduce la cuantía de la misma?

Existen varias sentencias en las que se determina que la prestación debe calcularse como si no existiera reducción, ya que sino sería injusto para los trabajadores. Podéis leer la sentencia del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco de 17 de noviembre de 2020 como ejemplo.

Inicio y fin de la prestación

El derecho se obtiene desde el mismo momento en el que empiece la reducción de jornada, teniendo en cuenta que la solicitud debe estar formulada en el plazo de tres meses máximos desde que se solicitó la reducción.

La duración inicial es de un mes, siendo prorrogable por periodos de dos meses. Se deberá acreditar esta circunstancia a través del facultativo del servicio sanitario público o privado. El límite de duración es hasta que el menor cumpla 18 años.

El derecho a la prestación se finalizará por las siguientes causas:

  • Por qué el menor alcance la mayoría de edad.
  • Por fallecimiento del menor.
  • Por fallecimiento del beneficiario de la prestación.
  • Por la reincorporación plena al trabajo o el cese de la reducción de jornada por cuidados a menores.
  • Por la mejora de las circunstancias, que ya no exista la necesidad del cuidado permanente del menor.
  • Cuando uno de los progenitores deje su trabajo.

Gestión y pago del subsidio

La gestión será realizada normalmente por la mutua de la empresa, así como el mismo el pago del subsidio, por períodos mensuales vencidos.

Tributación de la prestación

Esta prestación está exenta de tributación.

Para concluir, este subsidio es bastante desconocido y, por este motivo, hemos decidido hablar de ello, para que sí alguien se encuentra en esta situación pueda beneficiarse de esta ayuda, aunque en estos casos no existe consuelo. En el caso de que tengáis alguna duda o queráis contactar con nosotros, podéis hacerlo desde ALM ASESORÍA o desde nuestro formulario de contacto.

Llama ahora

Pin It on Pinterest

Share This