• Pérez Galdós nº 40, 13200 Manzanares. Tel: 926 61 25 25

La Responsabilidad Civil de mi seguro de hogar, puede sacarte de un buen lío

El seguro de hogar nos protege ante situaciones de riesgo que nos pueden provocar pérdidas directas y también frente a situaciones en las que tengamos que hacernos responsables de un daño que causemos a algo o a alguien y una tercera persona nos reclame la reparación de dichos daños.

Pues bien, aunque probablemente no lo sepas, tú estás protegido por tu seguro de hogar por la garantía de responsabilidad civil.

La responsabilidad civil es un tema que no solo ocupa a empresarios o negocios, sino que en el ámbito de la familia y el hogar podemos también causar daños a terceros y por tanto tenemos una responsabilidad de reparar el daño ocasionado.

«El seguro de hogar cubre también a los componentes de la familia y los actos que puedan cometer»

Es muy importante tener un buen seguro de hogar, con una buena garantía de responsabilidad civil y un límite alto, ya que cuando una familia tiene menores de edad a su cargo, cualquier daño que causen los menores recae en el cabeza de familia o progenitores y en más de una ocasión ha significado la ruina de la familia.

¿De qué responde el cabeza de familia?

La Responsabilidad Civil del cabeza de familia, entendido éste como el individuo que está al frente de la unidad familiar, incluye a todas las personas que dependen de él. Se divide en tres ramas principales: menores de edad a nuestro cargo, personal doméstico y mascotas.

Desde estos tres grupos se pueden producir daños a terceros y de los mismos seremos responsables.

Situaciones muy comunes cubiertas por la responsabilidad civil de tu seguro

1. Mala puntería 

Quizás más de una vez has tenido que decirles a tus hijos que tengan cuidado con la pelota, ya que ellos se creen que están un campo de futbol y no ven ningún peligro a su alrededor. A veces el cristal de algún vecino puede ser víctima directa de su juego. Tranquilo, en el caso de que tu hijo haga alguna picia con el balón, tu seguro de hogar puede correr con los gastos.

2. Una caída de tu empleada de hogar

Si tienes en casa contratada una asistenta que te ayude con las tareas del hogar, tienes que saber que en el caso de que regando las macetas alguna se caiga y cause daños a terceros, tu seguro de hogar también cubriría este imprevisto.

3. Mi perro tiene carácter

Los animales domésticos están de moda, y en la mayoría de los hogares son un miembro importante de la familia. Está claro que el propietario es responsable de los daños que éstos causen a personas, cosas u otros animales. De hecho, existe una extensa legislación en España, que fija límites mínimos de aseguramiento para los poseedores de determinados animales. Por lo que aconsejamos que revises bien esta cláusula porque puede ser que no cumpla con lo mínimo exigido por ley en tu comunidad autónoma o localidad de residencia.

4. Un empujón en las escaleras de casa

En el caso de que alguno de tus hijos baje las escaleras del parque como un loco y empuje sin querer a algún amigo que resbale o por ejemplo se le rompan las gafas, en este caso también estaría cubierta la reclamación. Y señores y señoras unas gafas pueden ser bastante caras, quedándonos en un daño material. Si por el contrario la caída es sería y se produce un daño corporal, nos puede doler muchísimo la cabeza.

5. Mahonesa casera

La responsabilidad civil cubre también los daños sufridos por personas y cosas dentro de tu casa. En España, por nuestra forma de ser, es menos frecuente denunciar a un amigo si un día tenemos un accidente en su casa; pero, aun así, tenemos cobertura. La responsabilidad civil de tu seguro de hogar puede llegar a protegerte en el caso de que celebres un evento en casa, cocines algún plato y que por algún motivo intoxiques al personal.

Así pues, como asesores expertos te recomendamos que examines atentamente las cláusulas de tu seguro de hogar y nos ponemos a vuestra disposición para ayudaros con la tarea, ya que un seguro es como un traje hecho a medida, según tus necesidades, así deben ser tus garantías.

Comments are closed.