• Pérez Galdós nº 40, 13200 Manzanares. Tel: 926 61 25 25

Evita cometer infracciones graves o muy graves, ¡contrata los servicios de ALM Asesoría!

Ya hemos hablado en anteriores ocasiones de los diferentes tipos de infracciones contables que puede cometer cualquier empresa o trabajador autónomo cuando son ellos mismos los que llevan su contabilidad o la dejan en manos de personas que no son realmente profesionales.

Recuerda que a Hacienda le da igual si los errores contables que hayas cometido fueron producidos de manera casual y sin ninguna intencionalidad, sus técnicos no perdonan ni una y las sanciones que conllevan este tipo de fallos pueden ser realmente elevadas en algunos casos.

Después de hablar de ocultación de datos, de las facturas falsas y de la utilización de medios fraudulentos, hoy vamos a mencionar nuevas infracciones, esta vez las que la Agencia Tributaria considera como graves o muy graves.

Descubre varias infracciones de tipo grave y muy grave

Utilizar a personas o a entidades interpuestas es la primera de las infracciones muy graves que vamos a enumerar en este repaso pero no es la única: conseguir beneficios, incentivos fiscales o devoluciones de manera fraudulenta o indebida también lo es.

También podemos hablar de la ocultación de ingresos procedentes de un segundo pagador, otra de las infracciones especialmente castigada por los técnicos de Hacienda en caso de ser detectada.

Pero para infracciones “habituales” entre algunos contribuyentes, y no por ello menos importantes, encontramos el hecho de no pagar ciertos impuestos (IVA, IRPF, IBI, etcétera) o de no ingresar a tiempo el correspondiente pago, ya que recordemos que todos estos impuestos llevan establecidos un periodo concreto en el que tenemos pagarlos.

Con la ayuda de asesores profesionales nunca te pasará algo así

Podemos hablar también de otras infracciones comunes como el no ingresar una deuda tributaria al realizar algún tipo de autoliquidación y, de carácter menos transcendental pero no por ello menos importante y, por tanto, sujeto a sanción, el hecho de no comunicar a la Agencia Tributaria un cambio de domicilio fiscal u otros datos personales relevantes.

No podemos olvidarnos de otro “clásico”, el confirmar nuestro borrador de la declaración de la Renta con datos incompletos o directamente erróneos. Hay muchos otros ejemplos pero por esta vez es suficiente, creemos que el lector se puede hacer una ligera idea del peligro que lleva no contar la ayuda de profesionales a la hora de llevar las cuentas de una empresa o negocio.

En este tipo de cuestiones, al igual que sucede con muchas otras, “lo barato sale caro”, en el sentido de que no merece la pena hacer las cosas de cualquier manera con tal de ahorrarse unos euros. Ya vemos que al final los errores se pagan y, por cierto, muy caros.

Contrata los servicios de ALM Asesoría y por mucho menos de lo que piensas contarás con asesores profesionales que llevarán las cuentas de tu empresa y evitarán que cometas cualquier tipo de infracción. Quédate tranquilo sabiendo que estás en buenas manos, ¡eso no tiene precio!

AUTHOR

ALM Empresas

All stories by: ALM Empresas

Comments are closed.