• Pérez Galdós nº 40, 13200 Manzanares. Tel: 926 61 25 25

Aprende a elaborar tus facturas rectificativas

Por mucho cuidado que tengamos, es normal que a veces cometamos alguna clase de error, el problema es que, cuando hablamos de errores contables, tal y como vimos en anteriores artículos, este fallo nos puede salir muy caro. Esto lo saben bien aquellos trabajadores autónomos y empresarios que en algún momento de sus vidas se han encargado de llevar su propia contabilidad.

Por suerte, no todo van a ser sanciones, también hay lugar para la rectificación o, al menos, así ocurre cuando hablamos de facturas erróneas, tal y como veremos en este post. Y es que la Agencia Tributaria permite al contribuyente la creación de las denominadas facturas rectificativas, ¿no sabes lo que son? Sigue leyendo que te lo explicamos.

Emite una factura rectificativa cada vez que detectes un error

Este recurso que nos proporciona Hacienda no es sólo un derecho del trabajador autónomo o empresario, también es una obligación ya que éste está obligado a emitir una factura rectificativa cada vez que sea consciente de que ha cometido un error al crear una de sus facturas.

Eso sí, la creación de las facturas rectificativas no es un asunto baladí sino que sigue una serie de normas que debemos de cumplir estrictamente, tal y como explicaremos en unos días en un nuevo artículo, que complementará la información que aquí se incluye.

Es entendible que dentro de cualquier negocio o empresa, que puede emitir numerosas facturas a diario, se produzcan ciertos errores de facturación, lo importante es que lo detectemos a tiempo y subsanemos el error creando una factura rectificativa que avise de este hecho a Hacienda para que pueda tomar nota y nos evitemos futuros problemas.

Cuanto antes subsanes un error contable menos problemas tendrás

Es cierto que tenemos un amplio plazo para solucionar nuestros errores contables, hasta cuatro años desde que se devenga el impuesto tratado por la factura correspondiente (la que incluía el posible error). No obstante, desde ALM Asesoría, y siempre desde nuestra propia experiencia, os recomendamos rectificar estos errores lo antes posible.

Eso sí, también cabe decir que no siempre estamos obligados a emitir facturas rectificativas, no obstante, en este artículo nos vamos a centrar en aquellas situaciones en las que sí es obligatoria la emisión de una factura rectificativa. Así ocurre, por ejemplo, cuando la factura original no cumple las normas básicas de facturación, cuando se han producido circunstancias en las que se ha modificado la base imponible del IVA reflejada en la factura, cuando dicho IVA no se ha calculado correctamente, etcétera.

Seguiremos hablando de este transcendente tema en futuros artículos pero, de lo leído hasta ahora, volvemos a sacar la misma conclusión de siempre: no merece la pena tratar de ahorrar dinero cuando hablamos de la contabilidad y fiscalidad de una empresa o negocio. Recurrir a profesionales no es obligatorio pero la realidad nos dice que es la opción más segura y eficiente para evitarse problemas legales.

Es por eso que volvemos a recomendaros la contratación de ALM Asesoría, disponemos de los mejores expertos para asesoraros sobre todas estas cuestiones y lo que es más importante: gestionaremos vuestra contabilidad y facturación de la mejor manera posible. ¡Búscanos en Manzanares (Ciudad Real)!

AUTHOR

ALM Empresas

All stories by: ALM Empresas

Comments are closed.