• Pérez Galdós nº 40, 13200 Manzanares. Tel: 926 61 25 25

Seguimos analizando el Modelo 145

Mientras se acerca la fecha oficial para el comienzo de la nueva campaña de la Renta 2019 (15 de marzo), continuamos analizando el documento conocido como “Modelo 145”, el cual ya hemos ido analizando en anteriores posts.

Sin ir más lejos, en un anterior artículo (podéis leerlo en este enlace) estuvimos observando la primera parte de dicho modelo, la intitulada “Datos del perceptor que efectúa la comunicación”, que vimos que hacía referencia a ciertos datos de contacto y relativos a la posible familia del contribuyente, es decir, al trabajador al que se le aplicarán las retenciones sobre el IRPF.

Seguimos analizando el Modelo 145 justo por donde lo dejamos, es decir, por el apartado número 2, el denominado “Hijos y otros descendientes menores de 25 años, o mayores de dicha edad si son discapacitados, que conviven con el perceptor”. Tal y como dice dicho texto, esta parte del documento hace referencia a aquellos posibles hijos o descendientes del trabajador que tengan menos de 25 años.

De ahí se deduce que sólo deberán tener en cuenta este apartado aquellas personas que en el apartado anterior marcaran la situación familiar número 1 (“Soltero/a, viudo/a, divorciado/a o separado/a legalmente con hijos solteros menores de 18 años o incapacitados judicialmente y sometidos a patria potestad prorrogada o rehabilitada que conviven exclusivamente con Vd., sin convivir también con el otro progenitor, siempre que proceda consignar al menos un hijo o descendiente en este apartado 2”).

Si no tienes hijos menores de 25 años, pasa directamente al apartado 3 del Modelo 145 pero, en caso de que hayas marcado la mencionada situación familiar 1, debes saber que debes rellenar obligatoriamente este segundo apartado. En este supuesto caso, debes conocer otra serie de consideraciones que pueden afectarte.

Por ejemplo, sólo puedes incluir a tu hijo en dicho apartado si éste gana un máximo de 8.000 euros al año. Salvo en ese caso concreto, debes incluir aquí todos tus hijos o descendientes de menos de 25 años o mayores de 25 años si se trata de descendientes discapacitados que conviven contigo (para este caso concreto no hay límite de edad), indicando el grado de discapacidad que tengan reconocida (igual o superior al 33% o igual o superior al 65%) y si tienen acreditada la necesidad de ayuda de terceras personas o lo que se denomina movilidad reducida.

Si la totalidad de estos hijos-descendientes, o parte de ellos, viven contigo, entonces tendrás que marcar la correspondiente casilla “Cómputo por entero de hijos o descendientes” para que también quede correctamente reflejado.

Por último, es necesario saber también que si tuviéramos más de cuatro hijos o descendientes que cumplan todas las condiciones para ser incluidos en este apartado 2 del Modelo 145, deberemos presentar un segundo ejemplar de dicho documento con los datos del quinto hijo-descendiente y los sucesivos, si los hubiera, ya que el documento original sólo incluye espacio para especificar a 4 de estos hijos-descendientes.

Vemos que no es tan fácil de rellenar este documento como en un principio pudiera parecer pero, por suerte, cuentas con la ayuda de ALM Asesoría. Asesores de confianza en Manzanares (Ciudad Real) para cualquier problema o necesidad que puedas tener. Más de 25 años de experiencia a tu disposición, contacta con nosotros y deja que te asesoremos.

AUTHOR

ALM Empresas

All stories by: ALM Empresas

Comments are closed.