Open/Close Menu Asesoría profesional para empresas y particulares en Manzanares, Ciudad Real

La semana pasada publicamos un artículo en el que explicábamos cómo pedir cita previa a través del sistema telefónico “Le Llamamos”, sistema que Hacienda ha puesto a disposición de todos los contribuyentes este año con motivo de la campaña de la Renta 2017.

No obstante, quedó pendiente el detallar los datos y documentos que necesitamos tener a mano en el momento en que un agente de la Agencia Tributaria se pone en contacto con nosotros, en la hora y fecha elegida para dicha cita previa, con el propósito de ayudarnos a presentar nuestra declaración de la renta mientras vamos hablando con él o ella.

Así que eso es lo que vamos a hacer ahora, no sin antes recomendaros leer el artículo al que acabamos de hacer referencia, ya que la información que se ofrece allí es complementaria a la que os vamos a ofrecer a continuación. Os dejamos aquí el enlace para que podáis acceder más rápidamente a dicha publicación.

Dicho esto, comentar que una vez concertada nuestra cita previa con Hacienda, es primordial preparar la siguiente documentación y datos para tenerlo todo a mano en el momento en el que recibamos la llamada del agente que nos va a atender durante nuestra cita.

En primer lugar el número de referencia que nos hayan facilitado para hacer la declaración de este año o, en su caso, la casilla 450 de nuestra declaración de impuestos del año pasado, es decir, de la campaña Renta 2016. Eso en caso de que queramos realizar nuestra declaración, si estamos haciendo la declaración de terceras personas, entonces el número de referencia o casilla 450 del titular que corresponda.

De igual modo, tendremos que tener preparado el número del DNI (incluyendo también la correspondiente letra) de todas las personas que aparezcan en la declaración que vamos a presentar este año.

Importante también tener a mano el código IBAN de la cuenta bancaria en la que queremos que nos ingresen el dinero a devolver, en caso de que nuestra declaración resulte en dichos términos, o de dónde nos retiren cierta cantidad de dinero, en caso de que nuestra declaración salga a pagar.

Recordemos que un código IBAN correcto siempre empieza por 4 caracteres iniciales que hacen referencia al código del país en el que se inscribe dicha cuenta bancaria y al código de control que identifica a tal cuenta, por ejemplo “ES21”, donde “ES” hace referencia a España y 21 es el código de control. A continuación, tendríamos otros 20 caracteres (en este caso dígitos) para identificar a la cuenta bancaria en cuestión, por ejemplo “2465 0100 82 2030896295”. Uniendo ambos ejemplos tenemos un código IBAN completo: ES21 2465 0100 82 2030896295.

Primordial también es disponer de las referencias catastrales de todos los inmuebles que tengamos en propiedad, en los que vivamos de alquiler o que presenten otras circunstancias a tener en cuenta para realizar nuestra declaración de la renta (por ejemplo, pago del recibo del IBI). Para los casos de personas que viven en alquiler, es necesario también contar con el NIF del arrendador del inmueble en el que se vive y las cantidades exactas pagadas por dicho alquiler (las que figuren en el contrato correspondiente).

Esto a nivel general pero, según cada caso, puede ser necesario disponer también de otro tipo de datos que vamos a ir detallando a continuación:

• El importe de las cuotas cumplidas con sindicatos, colegios profesionales (si la colegiación es obligatoria) u otras entidades similares que nos permitan desgravarnos.

• En el caso de ser propietarios o beneficiaros de algún inmueble que esté siendo alquilado, la relación de ingresos y gastos deducibles, puesto que esta es necesaria para poder calcular correctamente nuestros ingresos anuales.

• El justificante de las cantidades percibidas por seguros ya cancelados y que hubieran sido contratados antes del 31 de diciembre de 1994.

• Cualquier otro justificante que pudiera estar sujeto a algún tipo de deducción autonómica o a otro tipo de beneficio fiscal (por ejemplo, certificado de discapacidad, en caso de contar con éste).

Por último, decir también que en caso de que estemos realizando la declaración de otra persona, el titular o titulares de la misma deberán estar presentes durante el momento de la llamada y verificar formalmente su consentimiento de que están de acuerdo con todo lo que acontece durante la cita telefónica concertada.

Y esto es todo, que no es poco. De hecho, entendemos que para muchas personas puede resultar bastante complejo, por eso, os recomendamos acudir a nuestras oficinas y dejar que nuestros asesores se encarguen de todo por vosotros.

En ALM Asesoría sabemos lo que hacemos, podemos realizar tu declaración de la renta de la manera más óptima, la que te reporte mayores beneficios. Contrata nuestros servicios y compruébalo por ti mismo.

© 2015 ALM EMPRESAS

logo-footer

NUESTRAS REDES SOCIALES: